sábado, 18 de febrero de 2017

Aportes para la discusión de las políticas de prevención en infancia y adolescencia - Argentina No Baja




                                                  
                                                     María Elena Naddeo



Alcances y limitaciones del sistema de protección integral de derechos.


Analizar el contexto económico y social

Tanto la Convención internacional de los derechos del niño (Preámbulo, arts. 3 y ots.) como la Convención Americana de derechos humanos (art. 19) y las normas constitucionales sancionadas con posterioridad  a la luz de estos documentos incluyen el principio de protección especial de la niñez. Este principio se expresa en diversas cláusulas normativas entre ellas  la garantía de prioridad presupuestaria para la atención de los niños,    la remoción de obstáculos de toda índole para la asignación de recursos, por citar dos aspectos centrales  del  sistema de protección integral  destinado a garantizar el acceso de los niños y sus familias  al conjunto de sus derechos, incluyendo particularmente los sociales, económicos y culturales.

Si bien la Convención estableció una limitación en la obligación presupuestaria de los Estados al incluir la expresión “hasta el máximo de los recursos de los que dispongan” (art. 4), toda la legislación basada en los tratados de derechos humanos desarrolla ampliamente los principios de accesibilidad, universalidad, integralidad e incluso en la ley 26.061 del año 2006 se incorporó el principio de exigibilidad. (arts.1, 5 y 29)

Es esta una de las tensiones que ha recorrido la aplicación plena del nuevo paradigma de los derechos humanos de los niños,  dado que el mismo requiere para su implementación la concreción del conjunto de derechos reconocidos por los tratados internacionales, incluyendo el derecho a la salud, a la educación, a la alimentación, a la convivencia familiar, a la vivienda, a la protección contra toda forma de explotación y de violencias.

La Convención fue aprobada en Naciones Unidas en 1989, y en nuestro país en 1990, año que marca  el inicio de una década en la cual se  concretó  una transformación estructural del Estado y de la sociedad  orientada por lineamientos de achicamiento y privatización de los servicios públicos y que entronizo la supremacía del libre mercado. El proceso de privatizaciones, ajuste económico y apertura de la economía a las importaciones extranjeras generaron  en poco tiempo el vaciamiento productivo de la economía, el cierre de miles de fábricas y establecimientos industriales estatales y privados, con la consiguiente caída en la pobreza y la indigencia de dos terceras partes de la población argentina, la pérdida de trabajo estable para la gran mayoría de la población económicamente activa, en el marco de un proceso de concentración de la riqueza y fuga de capitales. El derrumbe del Gobierno Nacional ocurrido en diciembre del 2001 y la crisis social y económica que devastó el país hasta fines del 2003 fue resultante de los procesos señalados anteriormente.

En ese contexto social y económico se inicia la implementación del nuevo paradigma de la protección integral. Mientras niños, niñas y adolescentes eran proclamados en  las normativas  sujetos de derechos, en un proceso simultáneo pasaban a constituir el sector más castigado por los procesos de concentración económica y vaciamiento productivo a partir de la desocupación y desafiliación social y laboral de sus familiares directos.

Es necesario describir y analizar el contexto histórico en el cual la Convención se desenvuelve para entender la  razón profunda por la cual las leyes votadas por nuestros parlamentos tuvieron poca efectivización. La brecha entre la norma jurídica o legislativa y la realidad social se había agigantado de manera insalvable.

Recién en el 2009 con la puesta en marcha de la Asignación Universal por hijo, se promueve una política universal de garantía mínima alimentaria, que beneficia a una población infantil absolutamente desprotegida – padres o madres desocupados o con ingresos por debajo del mínimo vital y móvil- que rápidamente benefició a más de 3.500.000 niños y adolescentes. Después de varios años de aplicación, todavía un 5% de la población infantil ubicada en los niveles de menores ingresos no accede a esta asignación, por diversos motivos como la falta de documentación o exclusión de los circuitos educacionales o sanitarios habituales. (Novacovsky/Kliksberg)

Prevenir o castigar

Mary Beloff en una revisión crítica pero afirmativa de la legislación conquistada a partir de la Convención ha expresado en algunas de sus conferencias y publicaciones la incompletud de las reformas y la insuficiencia de las normas legislativas o reformas institucionales puestas en marcha para asegurar el plus de protección a los niños. En lo que hace al sistema penal juvenil, marca una cuestión central problematizando y proponiendo desplazar la discusión hacia el eje de la prevención, temática en la cual no se han obtenido  suficientes respuestas:

“El problema vinculado con la prevención.  Como la prevención fue un invento, una creación conceptual del tutelarismo positivista, entonces si había que derogar el tutelarismo positivista, abandonamos la idea de prevención.  Fíjense que, en general, siempre hablo en general, la bibliografía y las producciones que hay sobre este proceso se concentran, el caso de justicia juvenil es claro, en qué es lo que hay que hacer una vez que se condena al joven.  No en cómo se generan las condiciones para que nos condenen.  Por dar un ejemplo, supongo que en otros temas también podría verse en salud y en otras cuestiones.  En violencia, es clarísimo.”

Y nos propone dejar de preguntar qué hacer cuando un adolescente delinque y en su lugar, preocuparnos en qué hacer para no ocurra ese delito. De la lectura de sus observaciones inferimos que una de las tareas a encarar en lo inmediato seria realizar un balance de los escasos pero intensos programas desarrollados de prevención en años pasados e incluso preguntarnos los motivos por los cuales algunos de ellos fueron suspendidos o limitados. (Ayos y Dallorso)

Fortalecer el sistema de protección integral

Más allá del debate acerca de cuáles serían los dispositivos y programas adecuados para el trabajo con la población particularmente atravesada por situaciones de conflicto con la ley penal, es indiscutible que una de las herramientas centrales de prevención de cualquier tipo de conflicto y de vulneración de derechos es el propio sistema de protección, el conjunto de políticas educativas para la inclusión, la extensión de la doble jornada educativa, la disminución del fracaso y el abandono escolar en las escuelas medias, el desarrollo de actividades deportivas y socioculturales en todos los territorios.

En políticas sociales específicas para la infancia y la adolescencia, las experiencias del Programa Envión de la Provincia de Buenos Aires, de los Programas de la Ciudad de Buenos Aires como Adolescencia, Lazos, Fortalecimiento de vínculos, Clubes de Jóvenes, Escuelas de reingreso, Programas de terminalidad y finalización de estudios y otros nacionales o similares en distintas jurisdicciones – y cuyo perfil ha sido adecuado a la Convención - han tenido desarrollos limitados y caracterizados de una fuerte precarización laboral e incluso con cierta tendencia a la tercerización en manos de organizaciones no gubernamentales, signos de los condicionamientos que los organismos internacionales dejaron en el diseño de las políticas públicas, y que en parte no  fueron superados. En estos momentos de cambio de orientación ideológica y política, dichos conceptos se afirman como base conceptual de las políticas sociales.

En cuanto a los dispositivos administrativos para la defensa de los derechos y la adopción de las primeras medidas de protección, si encaramos  una revisión crítica de los dispositivos  y programas creados hasta la fecha para el cumplimiento de la ley de protección integral de niños niñas y adolescentes en todo el país también observamos en los mismos  una fuerte precariedad, tanto laboral como institucional. El desafío de evitar la judicialización innecesaria y de las problemáticas sociales, dotó a los organismos administrativos (defensorías zonales, servicios locales de protección de derechos) de competencias para la intervención interdisciplinaria y protectoria en una primera instancia comunitaria, a fin de encontrar estrategias de inclusión y restitución de derechos con rapidez. Su rol ha sido y es fundamental, y sin embargo hoy se  encuentran colapsados, sin poder dar respuesta a las múltiples demandas de protección  que son reclamadas.

En la provincia de Buenos Aires se ha denunciado la dificultad de los servicios locales de protección  para abordar territorios extensos y con problemáticas complejas, dependiendo de las características de cada municipio en cuanto a las posibilidades materiales de instalación y desarrollo. En numerosas ciudades de las provincias del norte y noreste todavía los servicios locales o defensorías, con patrocinios que puedan cumplir el rol de abogado del niño, son incipientes o inexistentes.

En la Ciudad de Buenos Aires, donde el sistema de protección tuvo un desarrollo anterior  los equipos de la Dirección General de niñez adolescencia del Ministerio de Desarrollo Social, del Consejo de los derechos de niños niñas y adolescentes -  Red de Defensorías zonales, la guardia permanente de abogados, e incluso  el programa de acompañamiento a jóvenes con causas penales -  se encuentran abrumados por la enorme demanda, por la desjerarquización laboral e institucional de los equipos.  Peor aún, no lograron ejercer la centralidad para la asignación de recursos y la inclusión de los niños y sus familias en programas sociales.  Carentes de recursos para dar respuestas a las solicitudes de vacantes y becas, sin capacidad suficiente para  actuar en el territorio con agilidad y eficacia, sin respaldo institucional para enfrentar los compromisos necesarios frente a la justicia o las fuerzas de seguridad, se ven imposibilitados en desempeñar su tarea central en la prevención de los procesos de desintegración familiar o desafiliación social y educativa.

Podríamos citar un diagnóstico elaborado hace pocos años, que mantiene plena vigencia.  En el año 2009, la Relatoría de los derechos de los niños de la Ciudad de Buenos Aires, equipo auspiciado por el Capitulo Argentino de la Plataforma Interamericana de Derechos Humanos e integrada por una cantidad muy importante de organizaciones de infancia y de derechos humanos (SERPAJ, APDH, Abuelas, Madres LF, Familiares) realizó la presentación de un informe preliminar dando cuenta del grave estado de precariedad institucional en que se encontraban ya en ese momento los dispositivos de protección de derechos de la infancia señalando en su página 68:

“Estas medidas de protección deben ser tomadas teniendo una disponibilidad de recursos ágiles y de pronta respuesta y con la activa participación y disposición de las áreas respectivas. La inexistencia de dichos recursos y de dicha articulación entre las áreas de infancia ha perjudicado notoriamente la eficacia del nuevo sistema de protección en la ciudad, siendo uno de los temas a resolver de mayor urgencia. Agrava esta situación la tendencia de la actual gestión de infancia a delegar o transferir esta responsabilidad al sector privado mediante convenios con organismos no gubernamentales.”

Las conclusiones de ese informe dieron origen al pedido de Declaración de Emergencia de los programas y servicios de niñez y adolescencia de la Ciudad, sin que haya habido sustanciales mejoras en los reclamos canalizados por las y los trabajadores y la Legislatura local.  Si los servicios especializados en infancia no funcionen eficazmente, si no cuentan con los recursos adecuados, si los programas de fortalecimiento familiar no existen o tienen equipos débiles en su capacidad de acción y competencias, si no hay disponibilidad de vacantes en hogares para las situaciones de emergencia, no existe el sistema de protección integral..

Habría que incluir en el análisis una consulta entre los propios equipos técnicos profesionales especializados en infancia cuales han sido los motivos, más allá de la temática laboral ya apuntada, que impidieron la mayor inserción territorial, el rechazo a involucrarse en el seguimiento de las familias, a las recorridas y visitas domiciliarias, el retiro en la construcción de redes solidarias.  

Y esto por citar solamente algunos aspectos que marcan el escaso desarrollo y dudosa potencialidad del sistema de protección integral. Deberíamos reclamar y auto-organizarnos para transitar un debate que permita repensar los caminos recorrido, problematizando  incluso la visión con que se encare cualquier reforma institucional y del propio régimen penal.

Cambiar las prácticas y los enfoques

Coincidimos con varios autores en que es necesario “deconstruir la visión juridicista que impregna el abordaje de la infancia y la adolescencia”. (German Ríos) Que es preciso reconocer que la reforma legislativa e institucional – que en general valoramos aun reconociendo sus alcances limitados – ha sustituido y secundarizado los derechos sociales económicos y culturales. El mismo realiza una exhortación a revisar el enfoque conceptual sobre el sistema penal, superando la lógica del castigo y concluye:

“Por otro lado,  hay que continuar con el  proyecto deconstructivista,  desmantelando culturalmente el  paradigma tutelar con tácticas de universalización de la infancia, de desjuridización del lenguaje y del  abordaje,  pero también y paralelamente debemos  concentrar esfuerzos  en la deconstruccion del  derecho penal  de adultos  y la  construcción de un sistema –derecho,  proceso,  dogmática, sociología,  agencias, operadores­ penal especializado con dos  mínimas  orientaciones, por un lado que despatologice la infancia y por otro que desarrolle un derecho penal que no priorice el castigo. “ (German Rios)

A pesar de los límites señalados en el desarrollo del sistema de protección integral de derechos, podríamos agregar en su defensa que la mínima incidencia de adolescentes y jóvenes en las acciones consideradas delitos graves o gravísimos guarda relación con el desarrollo y ampliación del sistema educativo y de las políticas y dispositivos de inclusión de la ultima década, los cuales si bien precarios y con escasos presupuestos, marcan una diferenciación al estar  presentes en el andamiaje de programas y servicios para la atención de la infancia y la adolescencia.

Es hora de centrar el eje del debate en la ampliación y fortalecimiento del sistema de protección integral, dando respuesta a sus múltiples demandas, colocar en la agenda social y económica los planes de vivienda social y los procesos de integración y urbanización de villas y barrios carenciados, ampliar los circuitos y establecimientos educativos y de salud, y los programas sociales de inclusión, herramientas fundamentales para la prevención y el cumplimiento de los derechos. Para la prevención temprana de circuitos de violencias, para que el acompañamiento a adolescentes que abandonan el sistema educativo o que están atravesados por situaciones de conflictividad social sea eficaz y permanente.

Diseñar nuevas políticas públicas para la prevención

Allí donde los diagnósticos son coincidentes en la existencia de circuitos de crimen organizado, en particular con la venta de estupefacientes, territorios en los cuales niños y adolescentes están en contacto cotidiano con la problemática e incluso se denuncia la utilización de los mismos en acciones delictivas, es preciso generar una propuesta de intervención estatal alejada de los modelos punitivos tradicionales. Propuestas de programas y dispositivos que recuperen y desarrollen experiencias diversas que puedan actuar en toda la problemática, en todos los territorios no en el sistema penal sino en las áreas sociales y de justicia. Necesariamente las características o principios de estas políticas públicas deberían incluir:
·        Territorialidad
·        Interdisciplinariedad
·        Intersectorialidad
·        Articulación con distintos efectores gubernamentales y no gubernamentales
·        Capacitación y supervisión profesional permanentes
·        Capacidad de resolución y adopción de medidas de protección integral de los equipos intervinientes
·        Disponibilidad de recursos en becas, vacantes educativas, en programas de vivienda social, inclusión laboral y otros
·        Respaldo político del más alto nivel
·        Jerarquización de los equipos seleccionados
·        Evaluación de resultados y seguimiento de los mismos.
·        Participación comunitaria en el diseño, evaluación  y seguimiento
La energía política, técnica y profesional hasta ahora volcada en la discusión de la reforma del Código penal en lo que hace a adolescentes, debiera centrarse en los temas arriba apuntados otorgándole a las políticas públicas para la prevención el rol predominante.

María Elena Naddeo


Citas

Mary Beloff,  Qué se juega en la modificación del régimen, Revista Encrucijadas, n. 53, diciembre 2011, p. 35-41

Ayos, Emilio; Dallorso, Nicolás. “(In)seguridad y condiciones de vida en la problematización de la cuestión social: Políticas sociales y políticas de prevención social del delito”. Polít. crim. Vol. 6, Nº 11 (Junio 2011), Art. 1, pp. 1 - 18. [http://www.politicacriminal.cl/Vol_06/n_11/Vol6N11A1.pdf]Ayos


Irene Novacosky y Bernardo Kliksberg, El gran desafío. Romper la trampa de la desigualdad desde la infancia. Aprendizajes sobre la Asignación universal por hijo, Paidos, UNTREF, Buenos Aires, 2015.

German Rios, Adolescentes NI.NI. Ni menores, ni jóvenes, ni conflictivos, ni locos Infancia, adolescencia y cuestión penal. Ponencia en el II Congreso Latinoamericano Delito y Sociedad, Santa Fe, Argentina, 2015.

Valeria Llobet, Las políticas sociales para la infancia y la adolescencia en Argentina y el paradigma internacional de Derechos Humanos. A ser publicado en Políticas Sociales Latinoamericanas. Perspectivas comparadas. Universidad Autónoma del Estado de México y Editorial Porrúa.

Relatoría de los derechos de niñas, niños y adolescentes en la Ciudad de Buenos Aires, Plataforma Interamericana de Derechos humanos, democracia y desarrollo, Capitulo Argentino, Buenos Aires, Informe 2008, 2009.

María Elena Naddeo Comentarios acerca de la Ley Nacional 26.061.Vigencia del Paradigma de la Protección Integral de Derechos de niños niñas y adolescentes. Publicado en la Revista “Derecho de Familia” Nº 35, Noviembre-diciembre (2006) , Ed. Lexis Nexis, Abeledo Perrot. Buenos Aires.




domingo, 29 de enero de 2017

PARO INTERNACIONAL DE MUJERES - 8 de MARZO - NI UNA MENOS - VIVAS NOS QUEREMOS - EN PLENITUD DE DERECHOS

“Este 8 de marzo la tierra tiembla. Las mujeres del mundo nos unimos y organizamos una medida de fuerza y un grito común: Paro Internacional de Mujeres. Nosotras Paramos. Hacemos huelga, nos organizamos y nos encontramos entre nosotras. Ponemos en práctica el mundo en el que queremos vivir”

convoca el colectivo #NiUnaMenos a través de sus redes sociales.





Paramos para denunciar:
Que el capital explota nuestras economías informales, precarias e intermitentes.
Que los Estados nacionales y el mercado nos explotan cuando nos endeudan.
Que los Estados criminalizan nuestros movimientos migratorios.
Que cobramos menos que los varones y que la brecha salarial llega, en promedio, al 27%.
Que no se reconoce que las tareas domésticas y de cuidado son trabajo que no se remunera y suma, al menos, tres horas más a nuestras jornadas laborales.
Que estas violencias económicas aumentan nuestra vulnerabilidad frente a la violencia machista, cuyo extremo más aberrante son los femicidios.
Paramos para reclamar el derecho al aborto libre y para que no se obligue a ninguna niña a la maternidad.
Paramos para hacer visible que mientras las tareas de cuidado no sean una responsabilidad de toda la sociedad nos vemos obligadas a reproducir la explotación clasista y colonial entre mujeres. Para salir a trabajar dependemos de otras mujeres. Para migrar dependemos de otras mujeres.
Paramos para valorizar el trabajo invisibilizado que hacemos, que construye red, apoyo y estrategias vitales en contextos difíciles y de crisis.
Paramos porque nos faltan las víctimas de femicidio, voces que se apagan violentamente al ritmo escalofriante de una por día sólo en la Argentina.
Nos faltan las lesbianas y travestis asesinadas por crímenes de odio.
Nos faltan las presas políticas, las perseguidas, las asesinadas en nuestro territorio latinoamericano por defender la tierra y sus recursos.
Nos faltan las mujeres encarceladas por delitos menores que criminalizan formas de supervivencia, mientras los crímenes de las corporaciones y el narcotráfico quedan impunes porque benefician al capital.
Nos faltan las muertas y las presas por abortos inseguros.
Nos faltan las desaparecidas.
Frente a los hogares que se convierten en infiernos, nos organizamos para defendernos y cuidarnos entre nosotras.
Frente al crimen machista y su pedagogía de la crueldad, frente al intento de los medios de comunicación de victimizarnos y aterrorizarnos, hacemos del duelo individual consuelo colectivo, y de la rabia lucha compartida. Frente a la crueldad, más feminismo.
Nos apropiamos de la herramienta del paro porque nuestras demandas son urgentes. Hacemos del paro de mujeres una medida amplia y actualizada, capaz de cobijar a las ocupadas y desocupadas, a las asalariadas y a las que cobran subsidios, a las cuentapropistas y a las estudiantes, porque todas somos trabajadoras. Nosotras paramos.
Nos organizamos contra el confinamiento doméstico, contra la maternidad obligatoria y contra la competencia entre mujeres, todas formas impulsadas por el mercado y el modelo de familia patriarcal.
Nos organizamos en todas partes: en las casas, en las calles, en los trabajos, en las escuelas, en las ferias, en los barrios. La fuerza de nuestro movimiento está en los lazos que creamos entre nosotras.
Nos organizamos para cambiarlo todo.
Tejemos un nuevo internacionalismo. Desde las situaciones concretas en las que estamos interpretamos la coyuntura.
Vemos que frente al giro neo-conservador, en la región y el mundo, el movimiento de mujeres emerge como potencia de alternativa.
Que la nueva “caza de brujas” que ahora persigue lo que nombra como “ideología de género” intenta justamente combatir y neutralizar nuestra fuerza y quebrar nuestra voluntad.
Frente a los despojos múltiples, las expropiaciones, y las guerras contemporáneas que tienen a la tierra y al cuerpo de las mujeres como territorios predilectos de conquista, nosotras nos acuerpamos política y espiritualmente.
Porque #VivasYLibresNosQueremos nos arriesgamos en alianzas insólitas.
Porque nos apropiamos del tiempo y construimos disponibilidad para nosotras, hacemos del estar juntas alivio y conversación entre aliadas, de las asambleas manifestaciones, de las manifestaciones una fiesta, de la fiesta un futuro común.
Porque #EstamosParaNosotras, este 8 de marzo es el primer día de nuestra nueva vida.
Porque #NosMueveElDeseo, 2017 es el tiempo de nuestra revolución.
(Para mayor información. Teléfonos de prensa: 11-36979086, 11-58077116).

Se constituyó la Red Argentina NO BAJA - No a la baja de edad de punibilidad



ARGENTINA NO BAJA - facebook - 

María Elena Naddeo integrante de la Mesa Nacional de la Asamblea Permanente por los derechos humanos (APDH) y de la Defensoría del Pueblo de la CAB A participó en la conformación de la Red “Argentina No Baja” junto a numerosas  organizaciones de derechos de la infancia. 


La reunión convocada por las presidencias de las Comisiones de Derechos humanos y de Mujer Infancia Adolescencia y Juventud de la Legislatura porteña contó con la presencia de especialistas,  organismos de derechos humanos, referentes políticos y sociales.

La propuesta es generar un debate hacia la comunidad destinado a correr el eje de discusión sobre la edad de punibilidad de adolescentes en situaciones de violencia e inseguridad. 

La muerte del niño Brian de Flores en la que habría participado un adolescente del barrio – también llamado Brian -  junto a otros adultos, ha puesto nuevamente en la agenda pública la temática de la franja etaria de mayor exclusión y vulnerabilidad. 

Los y las participantes de la flamante Red coincidieron en  que no es el sistema penal el que debe dar respuestas a la problemática, y que es necesario debatir cuales son las políticas públicas sociales y territoriales destinadas a fortalecer la inclusión educativa, social y laboral de niños y adolescentes de la Ciudad y aquellas otras especificas destinadas a la prevención del delito.

Estuvieron presentes María Elena Naddeo, titular del área de Niñez y Género y  las profesionales María Berestein, Agustina Panissa y Miriam Bobadilla.  Los y las diputadas Andrea Conde, José Campagnoli, Paula Pennaca, las especialistas Marisa Graham, Nora Schulman, Silvia Guemureman, Claudia Cesaroni, representantes de los y las trabajadores de la niñez de ATE Capital, Doly Demonthy de Madres del dolor,  plenaristas del Consejo de derechos Florencia Gentile, Jose Machain, otros representantes de la Asamblea Permanente por los derechos humanos, del CASACIDN, del Observatorio Social de la CABA entre otros acordaron un plan de acción y difusión para continuar elaborando acciones conjuntas a lo largo de los próximos meses.

La grafica se adopta de la Campaña realizada en la hermanda República del Uruguay, con su campàña NO A LA BAJA. 



jueves, 15 de diciembre de 2016

ILEPOS presenta una nueva INICIATIVA




¿QUÉ ES INICIATIVA?

Iniciativa por la emancipación de los Pueblos, es un programa de acción política de ILEPOS, nuestro centro de estudios políticos y sociales, coordinada por Tito Acuña, Maria Elena Cabrejas, Mónica Perez, José Serio y otros compañeros y compañeras. 



Es una propuesta destinada a nuclear, organizar,  militantes de colectivos progresistas y populares,   en la búsqueda de espacios alternativos a los tradicionales. Cansados del hegemonismo y de las prácticas expulsivas de las agrupaciones mayoritarias, pero con voluntad de aportar y crecer junto a las expresiones que nuclean al torrente principal de nuestro pueblo.

Partimos de una valoracion altamente positiva de la acción de gobierno de Néstor Kirchner y Cristina Fernández de Kirchner, en particular las políticas sociales, de derechos humanos, la política exterior e internacional. Apoyamos electoralmente las distintas instancias y compartimos las luchas por recuperar la ciudad de Buenos Aires, en cada una de las elecciones de los últimos diez años.

También somos sumamente críticos y autocríticos de los limites encontrados en el desarrollo de las políticas publicas, pero conocemos las dificultades que entraña un proyecto transformador en el contexto de concentración del capital financiero y retroceso de las izquierdas a nivel mundial 

Fuimos parte del interbloque del Frente para la Victoria con nuestra legisladora María Elena Naddeo del Frente Progresista Popular  desde el 2009 al 2013. Hemos desarrollado  trabajo territorial y social en distintas comunas de la Ciudad, en la militancia sindical,  por los derechos humanos, en particular en niñez y género.

Algunos integrantes de INICIATIVA pertenecen al Frente progresista popular (FPP), otros al Frente Grande, la mayoría son hoy independientes y se referencian en el espacio más amplio del progresismo, la izquierda o del proyecto nacional y popular. En tal carácter participamos  en Espacio Popular, confluencia de organizaciones como el FPP el FG, el PC el PH; el PPT el PI y otros a quienes consideramos fuerzas amigas o hermanas.



Vemos la necesidad de  construir nuevas síntesis.  A partir de  balances colectivos, con la voluntad de superar los errores, reconociéndolos e incorporándolos al debate y a las nuevas estrategias. Y construyendo organización popular en cada barrio, en cada frente social. Comprometiéndonos en cada lucha por los que menos tienen, por los perseguidos y discriminados por el poder y la cultura dominantes. Por ello integramos el Comité por la Libertad de Milagro Sala y de todxs los presx s politicxs de Jujuy y denunciamos el hostigamiento y la persecución política que sufren los y las luchadoras sociales en el gobierno de Morales y de Macri. 

Que es la Red de Construcción Ciudadana - ILEPOS participa y convoca



Red de Construcción Ciudadana: 
una apuesta a la unidad de luchadorxs políticos y sociales.


Desde Ilepos damos la bienvenida a la conformación de esta Red de Construcción Ciudadana, entendida como un colectivo de militantes y ciudadanos y ciudadanas comprometidos con los derechos humanos, la defensa de lo público,  la lucha por una sociedad igualitaria, libre de violencias y de opresión social y de género, libre de toda forma de discriminación. 


Uno de los valores que encierra esta convocatoria es que las agrupaciones integrantes en general  hemos transitado múltiples caminos de lucha por distintas temáticas: por una ciudad inclusiva, por la descentralización y la participación ciudadana, contra los negociados inmobiliarios del poder hegemónico liderado por el PRO hoy Cambiemos, por la educación y la salud públicas. 

Sabemos de nuestros aciertos, de nuestros errores, y de nuestros límites. Al reconocerlos también perfilamos la gran potencialidad del espacio  que compartimos.  La gran posibilidad de crecer con otros y otras, marcando estrategias y caminos alternativos y superadores.

Venimos y nos reconocemos como pertenecientes a  muy diferentes extracciones, de la izquierda no dogmática, de distintas expresiones del peronismo, kirchnerismo, del radicalismo consecuente con sus orígenes populares,  de compañeros y vecinos independientes de los partidos con voluntad de construir herramientas nuevas.

Necesitamos espacios de debate colectivo y plural que no son frecuentes en los partidos tradicionales. Esa es la virtud más importante que tenemos. La voluntad de compartir un camino en común, con democracia participativa y pensando juntos cuales son las mejores formas de organización. Nos sentimos parte del torrente nacional, popular, democrático y latinoamericanista que conforman el kirchnerismo, la izquierda y el conjunto de agrupamientos aliados.

Pensamos que en la Ciudad de Buenos Aires, nuestro territorio, tenemos que mirar y convocar a espacios no identificados con el proyecto nacional, que es preciso construir un movimiento más amplio a partir de un programa claro de transformaciones urbanas, políticas y sociales.
Trazar líneas de acción política claras y comunes, y difundirlos e interactuar en los barrios y distintos frentes de trabajo y militancia, escuelas, hospitales…

En esta inmediata coyuntura realizamos nuestro homenaje a hechos trascendentes de la historia y la política argentina. El 18/12 en el Parque Centenario compañeras de artes plásticas realizaran tres murales: en homenaje a los caídos en la represión del 19 y 20 de diciembre del 2001, otro en reclamo por la Libertad de Milagro Sala y de lxs presxs políticos de Jujuy, y un tercero de creación colectiva.


martes, 29 de noviembre de 2016



Te invitamos a participar de las mesas de discusión en las que debatiremos qué herramientas construimos para recuperar la ciudad, cómo lo hacemos y con quién.

Las jornadas se desarrollarán en el Instituto Patria (Rodríguez Peña 80, CABA), el miércoles 30 de Noviembre de 18.30 a 22 Horas.

Trabajaremos en grupos y luego se presentarán los resultados de cada mesa en el cierre de la jornada.

Te esperamos !

Autoconvocados Liniers y Mataderos
Encuentro de Compañeros
Grupo Piedras
Grupo Tonadas
Iniciativa (ILEPOS)
La Construcción Pensamiento Nacional
La Jaboneria
Mesa Ciudadana Comuna 13
Movimiento Compañeros
Movimiento Comunero
Movimiento de Empresarios Nacionales
Participación Popular
Psicoanalistas Autoconvocados
Resistencia Komuna 3
Resistiendo para La Victoria

Por favor, necesitamos que confirmes tu asistencia a cualquiera de los organizadores para poder planificar la cantidad de participantes, y la organización de las mesas.

Acerca de la RCC

Somos un conjunto de Agrupaciones de la Ciudad de Buenos Aires que hemos decidido conformar la RED DE CONSTRUCCIÓN CIUDADANA.

Este espacio propone una participación abierta y democrática, donde cada miembro que lo integra mantiene su identidad y autonomía en la tarea de construir colectivamente una alternativa política y social superadora, con mujeres y hombres consustanciados con una democracia en la que el ciudadano tenga una participación activa en las decisiones políticas, económicas y sociales para desterrar por completo las practicas que lo convocan solamente cada dos años para emitir su voto.

El desafío de hoy es que la PARTICIPACIÓN CIUDADANA se convierta en el eje estructurante e imprescindible en la formulación y control de cumplimiento de las políticas públicas en la gestión de gobierno y en motor de la iniciativa popular rescatando las tradiciones participativas que han significado en la historia y en las experiencias recientes de la Ciudad, la construcción de tejido social, actores y prácticas transformadoras.

Para llevar a cabo nuestros objetivos, que no son electorales sino esencialmente programáticos, proponemos hacerlo con todas aquellas organizaciones, agrupaciones, partidos políticos, ciudadanas y ciudadanos que comulguen con un Proyecto Nacional y Popular.

Convocamos a tod@s aquellos que con conciencia ciudadana defiendan los derechos adquiridos y avancen sobre los que faltan, para lograr el objetivo que nos lleve a tener una Ciudad que merezca ser vivida por todos

jueves, 20 de octubre de 2016



19 de octubre 2016

Histórico paro de las Mujeres en Argentina


Esta noticia recorrió el mundo, concitando una fuertísima adhesión internacional. Abigarrada, multitudinaria, conmovedora, la voz de las mujeres se elevo como un trueno, junto a las lluvias que no impidieron que la gente se movilizara.

Impresionantes testimonios de victimas de violencias, de familiares, de testigos directos, de mujeres comprometidas con la igualdad entre los géneros y el sueño de vivir en una sociedad libre de violencias.

La legislación lo establece como un mandato de claro cumplimiento para los gobiernos. Sin embargo los recursos presupuestarios y las políticas públicas no llegan. En la ciudad de Buenos Aires, vidriera por excelencia de todo nuestro pais, el presupuesto de la Dirección General de la Mujer ha decrecido en los últimos años. A pesar del aumento generalizado en todas las áreas, quienes tienen a su cargo la atención de las victimas de violencia de genero, su patrocinio jurídico, su acompañamiento, ven con horror como se reducen y vacían los servicios y programas.

Por eso se han movilizado, y son  testimonio directo de la hipocresía de la politica. Desde hace 10 años el presupuesto del área Mujer de CABA involuciona, retrocede.
 Macri, Rodriguez Larreta, Vidal, Háganse cargo. Si tienen ética, si tienen vergüenza, háganse cargo.

Maria Elena Naddeo




miércoles, 28 de septiembre de 2016

31° ENCUENTRO NACIONAL DE MUJERES ROSARIO OCTUBRE 2016



Con entusiasmo militante y feminista vamos al 
Encuentro Nacional de Mujeres en Rosario. 8 al 10 de octubre.

Llevamos todas las ganas, todas las banderas:

* Por los derechos sociales económicos y culturales, por la reincorporación de todas y todos los trabajadores despedidos en el gobierno de Macri y Michetti.

* contra las políticas de ajuste y concentración económica y financiera, contra los procesos de despojo de tierras de las comunidades campesinas en todo el país.

* por los derechos de las mujeres, en especial el cumplimiento de todas las leyes resistidas por la cultura patriarcal, el sistema educativo y el sistema de salud.

* por nuevas políticas y patrocinios jurídicos gratuitos para las víctimas de violencia de genero

* por la sanción del derecho al aborto legal seguro y gratuito, deuda de la democracia.

* contra la criminalización de la protesta social, libertad de todos los presos políticos, Libertad a Milagro Sala y a todos los presos y presas políticas de Jujuy.

-------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


A continuación, transcribimos la declaración de la Secretaria de derechos de las mujeres, igualdad de género y diversidad de la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos

La APDH es un organismo de derechos humanos fundado en diciembre de 1975 en defensa de la democracia entonces amenazada por las bandas paramilitares y el accionar represivo del Estado, preludio del sangriento golpe militar del 24 de marzo del 1976.

Desde entonces varias generaciones de compañeros y compañeras comprometidos en estas causas han contribuido con su tarea y ejemplo a sostener las banderas del Juicio y castigo a los culpables del genocidio y a alentar - ya en democracia -las luchas por la plena vigencia de los derechos económicos sociales y culturales de los sectores populares agraviados por los procesos cíclicos de ajuste y concentración económica. La APDH es consecuente también en la defensa de los pueblos originarios, discriminados brutalmente por el sistema oligárquico que los despoja de sus tierras y derechos.

En los últimos años, la perspectiva de género se ha abierto paso en las organizaciones sociales y políticas, incorporando a la denuncia de las condiciones de explotación laboral, social y étnica, la de la opresión que ha invisibilizado a las  mujeres y al colectivo LGBTTI durante gran parte de nuestra historia.

La sociedad contemporánea está atravesada de múltiples contradicciones y opresiones, la social, que pone a los trabajadores y desocupados como variable de ajuste para aumentar el margen de ganancia del capital concentrado, la étnica, que desconoce y violenta los derechos de los pueblos originarios de nuestra América, y la de género que discrimina a mujeres, gays, lesbianas y trans por su condición, negándoles el derecho a la identidad, o considerándolos objetos a manipular como propiedad o como mercancía.

Esta sociedad que solamente reconoce como patrón de normalidad la heterosexualidad obligatoria, y que violenta a quienes considera subordinados,  es una sociedad profundamente patriarcal que ejerce su poder opresivo a través de múltiples violencias.

Definimos al patriarcado como un sistema cultural/social/ideológico, basado en la existencia de relaciones subordinadas entre los géneros. En el origen de las Violencias, ubicamos la discriminación hacia las mujeres, a quienes la cultura patriarcal consideró inferiores y subordinadas al varón.

Detallamos los objetivos aprobados en nuestro último Encuentro Nacional de militantes:

* Proponemos desarrollar múltiples acciones para capacitar en DDHH con perspectiva de géneros a los efectores de salud, educación, justicia, niñez y mujer.

*  Exigimos el cumplimiento integral de la ley 26485 en todo el territorio nacional y el desarrollo del Plan Federal previsto en la misma y recientemente presentado por el Consejo Nacional de la Mujer.  Entre otras cuestiones incluye:

a) la creación de dispositivos de acompañamiento a las víctimas de violencia de género b) la capacitación para  funcionarios de justicia que tratan casos de violencias.
c) nuevas y más desarrolladas e integrales políticas públicas. Creación de Centros integrales de la Mujer, con patrocinios jurídico y contención psico-social.
d) recursos económicos y de salida laboral y educativa para las mujeres asistidas.
e) el fortalecimiento y difusión de la línea 144, gratuita, con personal especializado que atiende denuncias por violencia de género.

* Exigimos el cumplimiento por parte de profesionales de salud e Instituciones dedicadas a la Salud del Protocolo sobre la Interrupción Legal de Embarazo (ILE).

*  Apoyamos la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto legal, seguro y gratuito.

*  Exigimos la aplicación efectiva de la Ley 26.150 de Educación Sexual Integral promulgada aplicada con reticencias y rechazos en los establecimientos educativos. Garantizar este Programa con el accionar efectivo de Gabinetes en las escuelas.

* Celebramos la creación y la continuidad de la Defensoría del Público, que monitorea el lenguaje sexista en los medios radiales, televisivos y de prensa en los cuales se rebaja y discrimina a las mujeres.

* Exigimos también que el Poder Judicial aplique cabalmente la legislación con perspectiva de género.  

* Luchamos por erradicar todo tipo de discriminación laboral, y en particular proponemos la inclusión laboral y educativa de las personas en situación de prostitución, una de las múltiples formas de violencia y explotación.

*  Reclamamos el acceso a sus derechos del colectivo LGBTTI, la puesta en vigencia de la Ley de cupo trans en la Pcia de Buenos Aires y su aprobación en todos los distritos.

*Vemos necesario efectuar el seguimiento de la Ley 26472 sobre mujeres privadas de su libertad embarazadas o con hijos/as pequeños (4 años de edad) y procurar el acceso a los derechos sociales económicos y culturales.

* Reclamamos la aprobación en el Congreso Nacional de los proyectos de Ley de Licencias compartidas, como herramienta fundamental  para una nueva cultura democrática de las organizaciones familiares.

Por la reincorporación de todas y todos los trabajadores despedidos a partir de la asunción del gobierno de Macri y Michetti.
Por la libertad de Milagro Sala y de todos los luchadores y luchadoras sociales y políticos en nuestras provincias.

En este 31 Encuentro Nacional de Mujeres desde la APDH unimos nuestras voces a quienes luchan por una sociedad libre de violencias y de opresión, en la cual se respete la autonomía y los proyectos de vida de cada una de las mujeres de nuestra Patria. Una sociedad libre de redes de trata y de explotación sexual, libre de violencia de género, con pleno respeto a la diversidad étnica, sexual, y de géneros.








martes, 20 de septiembre de 2016

Comite por la libertad de Milagro Sala en Montreal Canada



El martes 20 de septiembre de 2016, nuestro «Comité por la libertad de Milagro Sala - Montreal» presentará el documental «Tupac Amaru: algo está cambiando» en el Auditoire de Radio Centre-Ville, 5212, boulevard St-Laurent, Montreal, a las 19 horas.
La película es en español con subtítulos en inglés. Habrá traducción “susurrada” para quienes no hablen inglés o español.